Dicen que en la naturaleza sólo sobreviven los seres más fuertes y lo que estás por ver, te hará creerlo de la peor forma. Muchas personas han insistido en que la diferencia entre los animales y el hombre es la consciencia, pues gracias a ella nosotros tenemos la facultad de hacer lo correcto en lugar de dejarnos llevar por nuestros instintos, ¿será verdad? Júzgalo con esta historia:

Un grupo de personas se encontraba en un zoológico apreciando a los grandes cocodrilos que había en el lugar. La hora de ser alimentados había llegado y el guía tenía preparada una enorme carne para que pudieran devorarla. Simplemente, la lanzó a un espacio que estaba rodeado por varios de los animales.

Lo curioso fue que uno de ellos en lugar de ir por la comida, lo hizo sobre uno de sus compañeros…

Rápidamente tomó una de sus patas. Mostró sus afilados dientes a los visitantes y varios pensaron que era un simple juego, después de todo los cocodrilos son seres bastante rudos…

Pero no fue así, mordió con más fuerza y giró sobre la arena, levantó un poco de polvo y cuando todos vieron lo que ocurrió ¡no lo podían creer!

Probablemente el otro cocodrilo no tuvo más remedio que lanzarle una de esas miradas asesinas y pensar algo como “¿por qué eres así?”

Esto sólo muestra por qué debemos alejarnos de ese tipo de animales ¡qué miedo!.

Aquí el video del escalofriante momento: