A medida que pasa el tiempo el mundo ha ido evolucionando tecnológicamente y una de las invenciones que ha traído más controversia es la televisión. Desde la invención de la televisión son muchos los programas que podemos apreciar y disfrutar, desde los programas de concurso y educativos hasta los de telenovelas y deportivos.

Para los productora de televisión es un gran reto ofrecer una programación divertida que podamos ver en familia de gran impacto que genere interés, en todos los televidentes es por ello que las mayorías de las veces las televisores utilizan todos los recursos que le sean posible para ganar mayor audiencia.

Hoy en día los programas de televisión tienen poco que ofrecer a nivel educativo pero mucho que ofrecer en otros aspectos. Las chicas voluptuosas y con poca ropa están siempre a la orden del día, al parecer es una de las razones por la que mucho se mantienen atentos o adictos a un programa en específico, esperando siempre que aparezca en escena la imagen que tanto esperan.

Y es que las chicas bonitas, han llenado las pantallas de nuestros programas favoritos, es quizás una forma de ganar más rating o la única forma que tienen hoy en día para seducir al televidente y hacer que no se separe ni un instante de la pantalla.

Son muchos los que lo disfrutan, pero aunque no lo crean también son muchos los que ya se sienten aburridos de este tipo de sketch. Hay otras formas de despertar el interés en el televidente, pero todo parece indicar que a los productores se les han agotado las ideas y todos están trabajando en base a lo mismo, chicas voluptuosas, hermosas, con poca ropa, sensuales, sexys, que lejos de dar mensajes educativos u ofrecer algún tipo de aprendizaje despiertan en el televidente deseos carnales.

La televisión es una herramienta a la que se le puede sacar tanto provecho para influenciar a la población de manera positiva y reforzar valores y buenas costumbres… pero el mundo se empeña en darle más valor y reconocimiento a lo malo a lo dañino.