Aunque los robots han aparecido desde hace mucho tiempo en películas y caricaturas de ciencia ficción, nunca imaginamos que pasarían de ser aparatos metálicos a diseños que pueden ser confundidos con un ser humano, como lo muestra el éxito más reciente de Scarlett Johansson: “El Alma de la Máquina”.

El primer Robot sexual de la historia. Mira por qué lo hace más rico que una mujer… 01

Esa idea sólo existía en las historias futuristas, pero al parecer ese tiempo ya nos alcanzó y ahora no sólo es posible fabricar robots para la industria en general, sino que también serán comercializados para satisfacer necesidades “amorosas” de todo tipo.

Sí, leíste bien. La profesión considerada como ‘‘la más antigua del mundo’’ ha llegado a la era cibernética. Gracias al uso de inteligencia artificial los robots sexuales son una realidad y han generados grandes expectativas, dado que tienen una imagen bastante real.

“Harmony” es el nombre de una guapísima robot inteligente que va a revolucionar por completo el concepto de “muñeca inflable”, pues no sólo podrá ayudar a cumplir las fantasías de los hombres, sino que además podrá mantener conversaciones de acuerdo con los gustos, intereses y vivencias del ‘‘cliente’’.

Para muchos hombres esta sensual criatura será la opción ideal para tener un momento de intimidad. Ella no necesitará palabras románticas ni que la lleven a cenar, siempre estará lista para complacer.

Después de 5 años de investigación y de pruebas sigue en el proceso de prototipo, pero promete ser más que un juguete para “dar amor”, porque aunque su piel es de silicona, ha sido cuidado hasta el más mínimo detalle en físico, movimientos y sonidos, para que parezca 100 por ciento real.

Harmony puede sonreír, hacer guiños y platicar. Adicional a esto, sus creadores aseguran que su apariencia puede ser personalizada según los gustos del cliente, para convertirla en la chica de sus sueños

Como es de suponerse esta bella acompañante no será nada barata ni fácil de conseguir, ya que el precio más económico será de 15,000 dólares. La compañía que la fabrica anunció que los primeros ejemplares saldrán a finales de este año, y quienes deseen una ya pueden registrarse en su página de internet, para asegurar la compra en una larga lista de espera.