Cuando gana la calentura ¡es difícil pensar con claridad! Indiscutiblemente la pasión es peligrosa, sin embargo es algo que no debemos pasar por alto. Te podría pasar lo que a “Johana” y a “Víctor” (nombres inventados, por respeto a su privacidad).Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 1

Una vez que pruebas las mieles del deseo es difícil dejarlo de hacer. No estamos juzgando a nadie, simplemente así es. Johana y su novio llevaban poco tiempo de relación; se encontraban en la casa de él –estaban solos– y al principio sólo hubo besos. Una cosa llevó a la otra; sin pensarlo ella bajó lentamente hasta el miembro de Víctor y comenzó a hacerle sexo oral. Lo hizo como nunca.

Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 2

Su novio le dijo que ya no aguantaba y quería que pasara “algo más”. No habían comprado condones, por lo que ella sostuvo su postura en decir que NO habría penetración. En un arranque desenfrenado él comenzó a introducirle los dedos… ¡Ese fue el error!

Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 3

Estamos en pleno siglo XXI, se supone que hay más cultura de prevención, pero no les importó. “Total, así no puede quedar embarazada”. Técnicamente es cierto, sólo que hay algo más peligroso que eso: UNA INFECCIÓN.

Víctor no se tomó la molestia de lavarse las manos. Previo al acto acomodaron una repisa de madera que estaba llena de polvo y él se hizo un pequeño corte en el dedo cordial. Tenía un cultivo de bacterias y suciedad en las manos. Lo peor estaba por venir…

Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 4 sugerencia portada

Pasados los días ella comenzó con ardor y picor en su zona vaginal, secreción diferente de la habitual y con olor muy fuerte. El médico le dijo que efectivamente tenía vaginosis bacteriana, infección muy común en las mujeres. Sin embargo luego de hacerle los estudios de rutina le dio una muy mala noticia: ¡había contraído el virus del VIH-sida!

Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 5

Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 6

Johana no lo podía creer, el mundo se le vino encima. Víctor tampoco sabía que era portador del germen. Ella explicó al doctor que nunca hubo“penetración”. De pronto recordó que su novio se cortó el dedo con la repisa de madera… Se contagió por medio de la sangre de su enamorado.

Mira por qué nunca debes dejar que tu novio te meta el dedo. Podría matarte. 7 a

Ella contrajo el sida y no se cuidó adecuadamente. Después de varios meses de tratamiento y hospitales, logró salir adelante. Por si eso fuera poco, nunca más volvió a saber de Víctor.

Que esta tormentosa experiencia te sirva de lección, estás a tiempo de actuar con responsabilidad. Eres libre de hacer lo que quieras, sólo recuerda que toda acción implica una consecuencia. Si tienes el virus del VIH ¡puedes salir adelante! y, con los cuidados debidos, llevar una vida muy normal. Comparte esta historia para sensibilizar a más personas y evitar tragedias como la de Johana.